El jugador de NBA que arruino su carrera

Actualizado: mar 31

Un 'streaming' jugando al Call of Duty acabó con su carrera en la NBA. El equipo de Miami Heat lo traspasó a los Oklahoma City Thunders, quienes han acabado por cortarle.


El pívot de los Miami Heat, Meyers Leonard, vigente campeón de la Conferencia Este y subcampeón de la NBA, se encontraba jugando unas partidas del videojuego Call of Duty, cuando dijo el siguiente comentario: “¡Putos cobardes! No me dispares, jodido 'kike' (insulto extremadamente despectivo para referirse a los judíos)". Aproximadamente 50.000 personas vieron en directo el insulto realizado por el ex jugador de la NBA; ese número se multiplicó cuando el fragmento del directo se divulgo por redes sociales. Una semana tardaron los Heat en mandar al pívot camino a Oklahoma. Ahora los Thunders han decidido cortarlo (su apuesta por él solo fue por cuadrar el sueldo de Trevor Ariza, que se marchó a Miami) y el jugador dice adiós a la NBA... Sin fecha de regreso.

Esta desvinculación es solo la última de las consecuencias que tuvo su desafortunado comentario. Para empezar, la propia aplicación de "Twitch" decidió banearlo al no cumplir con los estándares adecuados de su política de empresa. Algo similar a lo que sucedió con la propia NBA. El jugador de los Miami Heat fue apartado de toda actividad de su equipo durante una semana y recibió una multa de 50.000 dólares por parte de la NBA. Meyers, además, tuvo que participar en un programa de diversidad cultural para entender la gravedad del insulto antisemita. La polémica llegó en un momento delicado para la liga norteamericana en aspectos sociales, por lo que no hubo titubeos en la decisión.


Lo ultimo que menciono el ex jugador de la NBA, a través de sus redes sociales fue lo siguiente:

“Ahora soy más consciente de su significado y me comprometo a buscar adecuadamente a personas que puedan ayudarme a educarme sobre este tipo de odio y cómo podemos combatirlo. Reconozco mi error y no hay forma de huir de algo como esto que es tan doloroso para otra persona... Prometo hacerlo mejor y sé que mis acciones futuras serán más poderosas que el uso de estas palabras”, añadió.

Desde el 10 de marzo, Leonard no ha vuelto a tener participación en las redes sociales. A sus 29 años acumula nueve temporadas de experiencia en la NBA, donde desarrolló la mayoría de su carrera deportiva en los Portland Blazers. Su mejor curso fue el 2015/16, cuando disputó casi 22 minutos por partido para promediar 8,4 puntos y 5,1 rebotes. A día de hoy, Leonard tendrá que recuperarse por su cuenta de la lesión para luego demostrar que su desliz no fue más que un accidente. La tarea no será fácil.

96 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo